28 IDEAS PARA DECORAR TUS PAREDES CON PINTURA


La pintura sigue siendo el revestimiento decorativo por excelencia para decorar paredes.

Es un recurso muy útil, relativamente económico y muy versátil; pues con pintura, podemos decorar las paredes de muchas formas distintas, como vamos a ver en este artículo.

¿No sabes cómo pintar las paredes y buscas ideas? No te pierdas entonces estas 28 ideas diferentes para pintar las paredes interiores del hogar. ¡Empecemos!
1. Pintar las paredes con efecto acuarela.
Esta técnica para pintar paredes se basa en utilizar acuarelas para pintar las paredes, dejando unos acabados muy originales y coloridos.

PRONTO O OFRECEREMOS UN TUTORIAL SOBRE ESTO, ESTAD ATENTOS!
2. Pintar árboles en las paredes.
Los árboles son bonitos, y muy decorativos. Con un poco de maña y unas plantillas podemos decorar las paredes de nuestra casa con árboles, del color que más nos gusten; incluso negros completamente, como vemos arriba de estas líneas.
3. Pintar círculos en las paredes.
Las formas geométricas también pueden decorar las paredes con mucho estilo, en este caso, los círculos. Solo tienes que usar una plantilla y un metro para colocar los círculos a las distancias que quieras...
4. Pintar las paredes con rayas horizontales.
Todo un clásico. Las rayas horizontales además de decorar a lo grande y con mucha personalidad, también influyen en cómo vemos los espacios, haciéndolos más largos visualmente.
5. Pintar las paredes con rayas onduladas.
¿Increíble, verdad? Esta forma de hacer rayas en la pared es mucho más elaborada, pero sin duda merece la pena.
6. Pintar las paredes con rayas verticales.
Las rayas verticales hacen que los espacios decorados de esta forma adquieran mayor altitud cuando los miramos.
7. Pintar corazones en las paredes.
El símbolo mundial del amor también nos puede servir para decorar las paredes. Grandes, pequeños, a color…
8. Pintar cuadrados en las paredes.
9. Pintar las paredes con efecto degradado horizontal.
El degradado es una de las técnicas más bonitas que hay, para mi gusto. Podemos decorar las paredes con efecto degradado en horizontal, o en vertical, como vemos en la imagen de
abajo. Tú elijes.
10. Pintar las paredes con degradado vertical.




11. Pintar las paredes con efecto óxido.


Otra técnica de pintura con mucho carácter con el que podemos dotar a un espacio de una decoración única. Esta técnica de pintura requiere varias capas de pintura de tonos diferentes, simple arena e incluso existen pinturas especiales en el mercado.
PRONTO HAREMOS UN NUEVO TUTORIAL, ESTAD ATENTOS!!
12. Pintar las paredes con efecto tela.
Otro efecto de pintura que deja un acabado bastante peculiar. Si os gusta esta técnica de pintura ,PRONTO HAREMOS UN NUEVO TUTORIAL, ESTAD ATENTOS!!
13. Pintar las paredes con la técnica del esponjado.
Aunque parezca muy elaborada esta otra forma de pintar las paredes, es más sencilla de lo que parece.
PRONTO HAREMOS UN NUEVO TUTORIAL, ESTAD ATENTOS!!
14. Pintar las paredes con estrellas.
Las estrellas. Tan bonitas, tan distantes, tan ajenas… ¡Pinta tus paredes con estrellas! Podéis utilizar plantillas, cinta de carrocero o hacerlas a mano alzada.
15. Pintar las paredes con la técnica estuco.


Una de las técnicas más antiguas de decoración. Los egipcios ya la utilizaban para decorar sus muros. PRONTO HAREMOS UN NUEVO TUTORIAL, ESTAD ATENTOS!!

16. Pintar las paredes con un graffiti.
Los graffitis son una herramienta del arte urbano, pero, obviamente, podemos pintar las paredes de nuestra casa con uno, o con varios.
17. Pintar las paredes en liso brillo.
Una de las formas más comunes para pintar las paredes es dejarlas lisas con un bonito color. Pero generalmente, la opción más usada, es con acabado mate. ¿Has pensado alguna vez pintarlas en brillo?
18. Pintar las paredes con letras.

La decoración con letras o tipografía está muy de moda últimamente. Una buena idea para pintar las paredes podría ser con letras. 
19. Pintar las paredes combinando dos acabados.
Pocas veces se ve esta otra forma de pintar paredes. Se trata, como bien vemos, de pintar la pared combinando no dos colores, sino dos acabados. En este caso, mate y brillo, en rayas verticales.
20. Pintar las paredes a medio acabar.
Dejar las paredes a medio pintar puede parecer una aberración, pero si se hace con estilo y en el sitio adecuado, el resultado es muy atractivo. 
21. Pintar las paredes con formas geométricas.




Las formas geométricas como los triángulos, cuadrados, rombos o los hexágonos están muy de moda para la decoración del hogar. Y no solo a base de polígonos puede crearse una composición geométrica, cruces de lineas rectas, zigzags, y mil posibilidades más permitirán que tu creatividad trabaje sin lastres a la hora de decorar tu espacio... Es un tanto elaborada esta técnica, pero merece la pena el acabado.

22. Pintar las paredes con números.

Si no te gustan las letras o prefieres los números, esta es otra buena idea para pintar las paredes. Utilizar números.
23. Pintar las paredes con pintura de pizarra.
Si la pintura ya es versátil, la pintura de pizarra riza el rizo al ofrecernos además de color, paredes enteras que poder decorar con tiza. Nosotros recomendamos por supuesto por su calidad ÉSTA.
24. Pintar las paredes con lineas curvas
Otra forma de decorar las paredes con pintura: hacer lineas curvas que transmitan energía y dinamismo al mirarlas.
25. Pintar las paredes con efecto veladura.

Las veladuras dejan un acabado que destaca mucho, y son bastante sencillas de hacer. 
26. Pintar las paredes con efecto madera.

Poco se puede explicar de esta técnica, con su nombre y al ver la imagen ya sabemos de qué se trata. PRONTO HAREMOS UN NUEVO TUTORIAL, ESTAD ATENTOS!!
27. Pintar las paredes con un zócalo.


Una forma muy sencilla de dar un poco de atractivo a las paredes. Pintar un zócalo en ellas. Un zócalo invertido es precisamente eso, en lugar de pintar el color en la parte de abajo, se trata de pintar la franja de color, en la parte del techo. Podemos cortar el zócalo justo en el techo o meternos en él, como vemos en la imagen de arriba.
28. Pintar las paredes con un mural.

Si eres un artistazo puedes hacerlo tu mismo, no obstante, existen multitud de profesionales capaces de diseñar y ejecutar maravillosas decoraciones para tu pared.

¿Te hemos inspirado? Recuerda que pronto llegará una buena remesa de tutoriales, no os los perdáis!!!!


La oficina en casa.

PROPUESTAS DIY PARA PERSONALIZAR TU ESPACIO DE TRABAJO

Cada vez más personas trabajan desde casa y también cada vez es más frecuente destinar un espacio para poder hacer todo tipo de gestiones de una forma lo más confortable posible.
Si vas a trabajar desde casa o lo haces ya, no renuncies a tener tu propio espacio. Al final es muy fácil que pases frente a la mesa del ordenador muchas horas y es recomendable lograr una buena iluminación, posibilidad de almacenaje y comodidad. Montar nuestra propia oficina en casa no tiene porqué implicar un gran gasto de dinero, ni una habitación entera. Pero es fundamental que logremos un espacio que no afecte negativamente a nuestra salud, con malas posturas o mucha oscuridad. Una buena iluminación y una sillas ergonómicas son dos básicos a los que no podemos renunciar. Os contamos algunas ideas diy para poder personalizar tu espacio de trabajo y tener una oficina perfecta. Comenzamos con este espacio lleno de cajoneras. Tanto en útiles de oficina, como repintando muebles viejos o paredes, una oficina alegre puede lucir una paleta tan colorida como esta. En este enlace podéis ver nuestra propuesta de paleta de color de Colour Futures’ para este año que más le encaja a un espacio como este.


RECICLANDO OBJETOS

Sabemos que hay muchos lectores a los que les da pena reciclar libros. La verdad es que a nosotros también nos pasa, pero hemos visto esta propuesta y no podíamos evitar incluirla. Como alternativa os proponemos usar las agendas usadas de años pasados o si encontráis alguna guía de teléfono antigua, pueden servir. Un detalle que nos ha encantado es que los libros combinan a la perfección con el color de la borriqueta metálica y la silla. Los verdes están de moda y son muy relajantes, algo ideal para trabajar sin estrés. Aquí nuestra propuesta de color para este rincón.


MADERA Y METAL PARA LA OFICINA

Otra idea que nos ha parecido sencilla, pero llena de versatilidad. Aprovechar el espacio al máximo empleando estanterías de madera con anclajes de metal. Líneas rectas predominantes que sólo tienen una pequeña variación en la parte de abajo dónde usan un tablero algo más ancho a modo de escritorio o mesas de ordenador. Dependiendo del color de la madera empleada, recomendaríamos una paleta de color y otra, pero en general, y sobre todo con haya, pino o castaño, los tonos claros van que ni pintados en una oficina para que nos envuelva una sensación de luz y ligereza.


UNA NOTA DE COLOR

Cuando la mesa es de color blanco, pero tiene una enorme personalidad, no hay nada como incluir una nota de color en nuestro espacio de trabajo. Os proponemos varias formas de hacerlo: Logicamente pintar la pared es una, pero a través de una alfombra con colores muy vivos, un tapizado floral  en la silla o un adorno de pared de patchwork, también podemos alegrar ese espacio. Atentos al detalle de la lámpara dorada. Este año se mantiene la tendencia de incluir algunos elementos dorados en composiciones donde predomina el blanco y/o el negro. He aquí un nuevo ejemplo de paleta cortesía de Colour Futures’.


Pero el color también puede ser negro en medio de un blanco tiza. Con un poco de pintura podemos personalizar una mesa de madera y convertirla en la gran protagonista de un espacio donde la luz lo llena todo. Un elemento que nos enamora es la lámina metálica en la pared para colgar todo tipo de objetos.


MESAS DE PALET

Por supuesto el palet puede ser la clave para crear una mesa 100% handmade y lleva de personalidad. Os dejamos un par propuestas de las que más nos han llamado la atención.




 www.mundocolor-bruguer.es

El estilo industrial

El estilo industrial es una tendencia decorativa ideal para crear un ambiente vivo y joven. Surge de la necesidad de adaptar fábricas o almacenes en hogares, y por eso es un estilo con unas características muy marcadas.



Las paredes  ideales son de ladrillos,  bloque u hormigón (se consigue un efecto óptimo con papel pintado). El azulejo “metro de París”, también funciona en cocinas y baños. Vigas o cañerías a la vista son puntos clave del estilo. Desgastado, por supuesto, o claramente “repintado” para darle un toque vintage.



La gama de colores para las paredes se centra en blancos, ocres y grises. Pero no cualquiera, nunca un gris neutro, sino con matices azules o idealmente verde. En cuanto los ocres tenderán al amarillo para jugar con los latones y bronces de la decoración. Aquí podéis ver algunas paletas inspiradoras:




Los materiales más utilizados son metales (pintados de negro, decapados o en tonos bronce o latón), cristal grueso o maderas robustas y castigadas por el tiempo y el uso.


No sobran unas buenas ruedas en sillas y mesas de centro o carritos auxiliares, alguna lámpara industrial o alguna tubería. Una estufa o radiadores de hierro forjado si vives en una zona fría serán perfectos.





Los números añaden un componente estético de reciclaje industrial muy bueno, impresos en cajoneras o muebles con muchos, pero que muchos cajones que ayuden a organizar y “archivar” nuestras pertenencias son ideales para redondear el concepto.


El acabado de los muebles a color, independientemente de si son de madera o metal, es el efecto lavado, decapado o repintado al estilo chalk paint. Visita otros tutoriales de MundoColor para ver como conseguirlo. Nosotros te recomendamos los esmaltes al agua acrylic deBruguer.






El estilo nórdico


El estilo nórdico paradojicamente es algo muy antiguo. Surge a comienzos del sigo XX y está ligado a la historia del "diseño" tal como lo entendemos en la actualidad. Pero nunca ha perdido vigencia y ha regresado en ocasiones al podio, en los 70's lo hizo aprovechando la tendencia al minimalismo, y en la actualidad es un signo de buen gusto y modernidad, tal vez por dos de sus principales características, que son la funcionalidad y la comodidad, lo que más buscamos en el mundo tecnológico del siglo XXI.



Es un estilo de decoración que surge como bien indica su nombre de los paises nórdicos, Suecia, Dinamarca, Finlandia, etc... y es característico por su gran uso del blanco a la hora de decorar una estancia. Allí, en determinadas épocas del año, no abunda mucho el sol, motivo de que utilicen el blanco como base, para generar una sensación de luz y claridad en el interior de las casas.



Debido a esa gran falta de luz, otro elemento que podemos encontrar en casi la gran mayoría de casas de estilo nórdico son unos grandes ventanales. Una casa sin luz natural es como un jardín sin flores. La luz es vital para el ser humano, así que si dejamos que entre por las ventanas conseguiremos un gran efecto de bienestar.



Otra gran característica, en el mobiliario se suelen utilizar lineas rectas y sencillas, de estilo minimalista y lo más importante, el material reinante será madera clara o pintada de blanco. Las más apropiadas para esto son el abeto, el haya o el abedul... También el metal suele estar presente pero sin convertirse en protagonista en ningún momento. Lamparas y muebles pueden tener elementos metálicos sin desentonar en absoluto.




No se suelen recargar mucho los espacios y de esta forma se consigue una sensación de limpieza y amplitud en la decoración.



El estilo nórdico además, debido a lo descrito más arriba, se presta a diversificaciones, viviendolo tal cual o aproximándolo  a otras tendencias, como por ejemplo:


A un estilo más juvenil mediante repuntes de color junto a muebles reciclados (tambores de lavadora convertidos en lámparas de techo de diseño minimalista, palets transformados en elegantes mesas de centro con ruedas y superficies de cristal, etcétera)...



Imagen relacionada

A un estilo más industrial mediante muebles y lamparas en los que el metal goza de mayor protagonismo incluso que la madera y en los que unas ruedas nunca sobran...





O un estilo más Boho, empleando unos complementos téxtiles o decorativos más eclécticos en las estancias...




...entre otras posibilidades.